SANTO DOMINGO, República Dominicana (ViaNews) – La tragedia de la basura oceánica ha golpeado las costas de República Dominicana. El plástico en nuestros océanos puede ser un fenómeno global, pero la República Dominicana tiene ahora que resolver el problema del manejo, con cantidades demasiado grandes de basura. ¿Has considerado que todos los cepillos de dientes que has usado hasta hoy todavía están en algún lugar del planeta?

En la República Dominicana, los efectos de la poluición por plásticos han estado omitidos desde hace un tiempo, apesar de que las organizaciones de servicio comunitario tienen estado coordinando campañas de limpieza durante mucho tiempo. En el pasado, la limpieza se limitaba a la basura que dejaban las personas en sus vacaciones, dejando botellas de plástico y otras cosas, pero hoy las cosas han cambiado.

La tormenta tropical Beryl inundó los ríos alrededor de Santo Domingo y cuando el agua retrocedió, trajo consigo una gran cantidad de basura, principalmente plásticos, que habían sido depositados en las orillas del río durante los últimos años. Enormes cantidades de recipientes de plástico, espuma de poliestireno, y otros desechos se pueden encontrar en lo que solían ser playas vírgenes y arena.

Contaminación plástica a orillas de la playa de Montesinos, Santo Domingo, en la República Dominicana. Foto de: Parley for the Oceans.
Contaminación plástica a orillas de la playa de Montesinos, Santo Domingo, en la República Dominicana. Foto de: Parley for the Oceans.

Solo en la playa de Montesinos, en la capital dominicana de Santo Domingo, los trabajadores recolectaron sesenta toneladas de basura desde la semana pasada.

Esta nación caribeña es conocida por sus mares de zafiro y sus playas de marfil, pero ahora tiene que lidiar con olas de contaminación plástica, un recordatorio muy vívido de cuántas toneladas de plástico deberían estar ahora en los océanos del mundo.

Tales cantidades de basura oceánica, más notablemente la Gran Mancha de Basura Oceánica, generalmente están lejos de los ojos humanos. Pero ahora, lo estamos viendo con nuestros propios ojos en algunas de las playas de ensueño del Caribe. La República Dominicana tiene una larga historia de «vertederos de basura» y problemas con el manejo de desechos, pero nada tan extremo como este.

Lo que una vez podría ser una hermosa postal de personas que disfrutan y se relajan en la playa de Montesinos, en la capital dominicana, ahora es reemplazada por cientos de trabajadores de la ciudad y voluntarios que retiran el plástico del mar y la arena.

Santo Domingo no puede hacer frente a la enorme cantidad de basura

La imprensa dominicana, como el Diario Libre, informaron que su ciudad capital, Santo Domingo, está ahora debatiendo qué hacer con la gran cantidad de basura que la ciudad está enfrentando y propone otras opciones para reemplazar la Duquesa, el vertedero de basura local.

El periódico dominicano Diario3.com informa que la gran acumulación de basura en las calles continúa a desesperar los ciudadanos, preguntándose qué está pasando y culpando a sus representantes por no conseguir resolver la situación. En el centro de la capital, específicamente en las cercanías de la Avenida Duarte, hay pequeños vertederos de basura en las aceras que podrían producir brotes de enfermedades como el dengue, la leptospirosis, y otras. La principal preocupación es que el desperdicio de alimentos puede atraer ratas y mosquitos, agregó Diario3. Los ciudadanos también se quejan de que los horarios de las recolecciones de basura no se han respetado.

El diario dominicano, Listin Diario, informó que la basura producida por la República Dominicana aumentó en un 21%. El Ministerio del Medio Ambiente pide la eliminación del plástico. Los líderes empresariales y los funcionarios del gobierno proponen que el país implemente leyes claras para el manejo de desechos y especifique aquellas que deberían reciclarse y reutilizarse, como ya lo hacen la mayoría de los países desarrollados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here